TODOFITNESS.COM Basset Sport Wear
       
Greenpeace
  Los Abdominales
 

¿Los abdominales para que sirven?


Los músculos abdominales forman junto con aponeurosis, tejido celular y piel, la pared anterior de una gran cavidad que se continúa sin interrupción con la pelvis, constituyendo en realidad junto a ella una sola cavidad, que se denomina abdomino-pelviana, y en la cual están contenidos la mayor parte de los órganos del aparato digestivo, el hígado, el páncreas, el bazo, los del aparato urinario, los grandes troncos vasculares, aorta y vena cava inferior con sus ramas, y en la mujer, los órganos del aparato genital.

Dentro de este sistema, las vísceras, en razón de su peso y expansibilidad, tienden a aumentar el volumen de la cavidad abdominal ; esta fuerte pared formada por los potentes rectos anteriores, oblicuos mayor y menor y transverso, por su resistencia, ejercen una función de contención : al aumentar su tensión, producen una fuerza contraria a la dada por las vísceras, es decir que proporcionan una firme y elástica pared para mantenerlas en posición y oponerse a la gravedad sobre ellas en las posturas erecta y sentada- La aponeurosis reacciona tensándose también, con la misma intensidad, de igual dirección y sentido opuesto al de los abdominales. Los músculos se endurecen gracias a este fenómeno denominado "efecto compartimental".

La resultante entre este conjunto de fuerzas expansivas y contentivas da como resultado lo que se conoce como presión o tensión abdominal.
Los músculos abdominales se comportan entonces como una fuerza externa que ejerce sobre la cavidad abdomino-pelviana un efecto interno que da origen a este estado de tensión.

La contracción activa de estos músculos (principalmente oblicuos y transverso), al ejercer una fuerza de compresión sobre las vísceras, juegan un papel importante en la espiración y ayudan a la expulsión de las heces en la defecación y del feto del útero, de la orina de la
vejiga en la micción y del contenido gástrico en el vómito.
Asimismo, son potentes flexores y rotadores del tronco y mediante su contracción tónica ayudan a mantener la postura.

MICCION:

En esta acción primero se fija el diafragma en inspiración, luego se contraen los músculos abdominales y entonces se produce la contracción refleja del detrusor, con relajación de ambos esfínteres vesicales.


DEFECACION:

Este noble acto se realiza por relajación refleja del esfínter interno del ano y voluntaria del esfínter externo, con contracción de la cincha muscular abdominal e inmovilización del diafragma, expulsándose así el contenido de la ampolla rectal.

VOMITO:

Se debe a la contractura y cierre del antro pilórico con relajación del fondo gástrico y cardias, elevación del velo del paladar, con oclusión de la epiglotis y posición descendida del diafragma con contracción de los músculos de la pared del abdomen.

POSTURA:

Los músculos abdominales anteriores son un factor clave en el sostén de la columna lumbar normal sana, por lo tanto, de todo el raquis en conjunto. La debilidad de ellos, da por resultado un aumento anormal de la lordosis lumbar, y este cambio postural produce dolor en la par-te inferior de la espalda ; esta posición "asténica" (donde también se acentúa el resto de las curvaturas raquídeas), trae aparejado una anteversión de pelvis, en donde el psoas acentúa la lordosis lumbar aún más. Esta actitud se observa en personas
carentes de energía y voluntad , en embarazadas en períodos avanzados, donde la distensión de la pared abdominal y el desplazamiento hacia delante del centro de gravedad por el desarrollo del feto, modifican la posición de pelvis y raquis.

El enderezarniento del raquis se origina en la pelvis : la anteversión pélvica se corrige por la acción de los músculos extensores de cadera (glúteo mayor e isquiosurales), que junto con los músculos del abdomen (principalmente los rectos mayores) disminuyen la curvatura lumbar.

Cabe aclarar que los abdominales no' participan en la postura raquídea inconsciente y automática, pero pueden actuar en el enderezamiento consciente del raquis lumbar. Sin embargo, al levantar una carga pesada , se hace automáticamente la prensa abdominal conjuntamente con el cierre de la glotis y todos los orificios abdominales : la cavidad abdomino-torácica se cierra completamente ante una contracción abdominal, aumenta la presión en esta cavidad, por lo tanto, ayuda a transmitir las fuerzas del raquis a la pelvis y al periné, reduciendo la compresión axiál de los discos y la tensión en los músculos que nos ocupan. Es muy útil este mecanismo de prensa para aliviar el raquis, pero solo puede actuar durante poco tiempo, porque causa apnea y trastornos circulatorios.

En la posición erecta en equilibrio y durante la deambulación, los abdominales están relacionados totalmente, utilizando un mínimo gasto energético, lo que tía una mayor eficacia, efectividad y eficiencia. Solo una mínima actividad de la masa común contralateral al miembro de apoyo se registra durante la marcha, mientras que en la bipedestación, la actividad muscular en general es prácticamente nula, pero aumenta mucho cuando el cuerpo se aparta de la línea de gravedad (por ejemplo, cuando cargamos una mochila o inclinamos el cuerpo hacia adelante).

Por lo tanto podemos decir que el raquis es capaz de mantener una actitud de equilibrio en posición bípeda gracias a las curvaturas sagitales que posee, teniendo los abdominales mucho que ver en el tratamiento de éstas.
FLEXION DEL TRONCO..


¿LOS ABDOMINALES PARA QUE SIRVEN?


Los músculos de la pared abdominal (con excepción M transverso) son potentes flexores del tronco. Al estar situados por delante del eje raquídeo, movilizan el conjunto del raquis hacia adelante sobré ' la "charnela lumbosacra y sobre la charnela dorsolumbar. Su acción es muy poderosa, pues se realiza a través de dos grandes brazos de palanca : el inferior constituido por la distancia promonto-púbica y el superior constituido por la distancia dorso-xifoidea. El recto anterior que une directamente el apéndice xifoide a la sínfisis pubiana, tiene una acción muy potente de flexión del raquis y está ayudado por el oblicuo mayor y el oblicuo menor.

Durante la flexión del tronco en posición erecta, los músculos espinales son los primeros en contraerse enérgicamente, seguidos de los glúteos, isquiosurales, gemelos y sóleos. En el enderezamiento los músculos actúan en orden inverso, En ambos casos los abdominales se hallan relajados : en la flexión de tronco, el movimiento se realiza a favor de la gravedad, por lo tanto, no se necesita una contracción de éstos para efectuarlo (sólo se registró una pequeña actividad al comienzo de la flexión). En cambio sí se precisa una potente contracción excéntrica de músculos espinales, glúteos, isquiosurales, gemelos y sóleos. Estas fuerzas se suman para evitar que el cuerpo caiga hacia adelante.

ROTACION DEL TRONCO:

Realizada tanto por los músculos abdominales como por los músculos de los canales vertebrales. Esencialmente, esta acción es realizada por los dos oblicuos, ya que su trayecto enrollado en espiral alrededor del talle le confiere gran eficacia, así como sus inserciones a distancia del raquis (en la caja torácica) hace que ¡lo sólo movilice el raquis lumbar, sino también, el raquis dorsal inferior.

El oblicuo mayor se contrae heterolateral mente y el oblicuo menor
homolateralmente.

MOVIMIENTOS DE LA PELVIS EN EL PLANO FRONTAL:

La pelvis se mueve en este plano realizando inclinaciones y desviaciones. En la articulación lumbosacra los oblicuos abdominales ayudan al psoas ilíaco y al cuadrado lumbar a realizar el movimiento y asimismo lo restringen, tensándose.

RESPIRACION:

Durante nuestra primera y más importante función hegemónica, los músculos abdominales trabajan en forma sinérgica-complementaria con el principal músculo inspirador : el diafragma. Esto se demuestra en los casos de patologías con parálisis poliomielíticas de los abdominales, en los que la eficacia ventilatoria del diafragma esta disminuida. ¿Por qué ?, porque al descender éste, los abdominales actúan como una "cincha", impidiendo que las vísceras sean impelidas hacia abajo y adelante, constituyendo un apoyo importante para que el centro frénico" pueda tomar punto fijo y así elevar las costillas inferiores.

Los abdominales son los principales músculos de la espiración (especialmente los oblicuos y el transverso), incrementando en forma máxima su tensión cuando dicha espiración es forzada, ya que hace aumentar la presión positiva intraabdominal y esto favorece el ascenso de las cúpulas diafragmáticas, con el consecuente beneficio de la mecánica y función respiratoria.

Normalmente, todas las vísceras contenidas en el abdomen tienen movilidad respiratoria, tanto mayor cuanto más íntimo es su contacto con el diafragma y está en relación directa con la excursión del mismo y con el buen tono de la pared abdominal : por consiguiente, la hipotonía de dicha pared determina una disminución de la movilidad respiratoria visceral.

Asimismo, para que se produzcan la tos y el estornudo efectivamente, se requiere una actividad abdominal adecuada, para así aumentar la presión endotorácica y
mantener la glotis cerrada (segunda fase de la tos, también llamada "compresiva") , y glotis abierta en el estornudo.
el de los demás componentes de la "bomba respiratoria---, es fundamental para obtener una correcta mecánica en la respiración.

Continúa

 
 

 
 
 
 
 
 




Copyright. TodoFitness.com S.A
2000 Todos los derechos reservados