TODOFITNESS.COM Basset Sport Wear
       
Greenpeace

MASAJE TRADICIONAL TAILANDES

En Tailandia existe una técnica terapéutica milenaria cuyo nombre es NUAD BO RARN, una palabra que se puede traducir como masaje o terapia corporal. Combina elementos del Yoga (India) y del Shiatsu (Japón); Sus orígenes son inciertos, se dice que se originó en la India y recibió cierta influencia de la Medicina Tradicional China. Siempre ha estado ligado a la práctica del Budismo, como un acto de compasión y a la vez una forma de meditación y de celebración de la unidad del cuerpo y del espíritu.

El masaje tailandés nunca se consideró como un trabajo común. En Tailandia es una práctica espiritual estrechamente relacionada con la enseñanza budista. Hasta hace poco se enseñaba este arte y se daban masajes únicamente en los templos. El hecho de dar un masaje es un acto de "metta", que significa "bondad con amor". El terapeuta empieza con una meditación y realiza todo su trabajo con un espíritu meditativo.

La base teórica de NUAD BO RARN es el concepto de energía que circula por el cuerpo. Al estirar, presionar, manipular el cuerpo se estimula el intercambio de energía entre el ser humano y el universo Se trabaja con ropa cómoda, sin usar aceite, sobre una colchoneta colocada en el piso. Los efectos sanadores abarcan la desaparición de contracturas musculares, la mejoría de la circulación, el alivio de tensiones crónicas o agudas, la posibilidad de revertir síntomas y enfermedades, y un aumento notorio de la energía vital.

Emocionalmente y espiritualmente una sesión de NUAD BO-RARN trae un estado de profunda paz interior. Las sesiones de Nuad Bo-rarn empiezan siempre con presiones rítmicas sobre los dos pies, que contribuyen a relajar todo el sistema, induciendo tanto en el terapeuta como en el receptor un estado meditativo de relajación. El trabajo en pies y piernas abarca una parte importante de la sesión y lo que notan los pacientes es la sensación de una ola de energía que va subiendo y aflojando la espalda, armonizando los órganos y llegando hasta la cabeza. Además de las presiones rítmicas alternando una mano y la otra la característica de Nuad Bo-Rarn que le valió el sobrenombre de "yoga para perezosos" son los estiramientos. El terapeuta manipula el cuerpo del paciente, llevándolo sin esfuerzo a adoptar asanas o posturas de yoga, siempre respetando los límites de su flexibilidad.

Hoy en día el masaje sigue siendo muy difundido en Tailandia- a la vez como terapia preventiva, y curativa. Su reputación ya trascendió las fronteras de Tailandia y en Occidente son cada vez más numerosos los que lo buscan. Practicarlo resulta tan gratificante como recibirlo y por esta razón muchos masajistas y trabajadores corporales eligen complementar su formación aprendiendo a darlo. Recibirlo trae beneficios tan claros que los que lo han probado difícilmente renuncian a él.

En Tailandia existe una técnica terapéutica milenaria cuyo nombre es NUAD BO RARN, una palabra que se puede traducir como masaje o terapia corporal. Combina elementos del Yoga (India) y del Shiatsu (Japón); Sus orígenes son inciertos, se dice que se originó en la India y recibió cierta influencia de la Medicina Tradicional China. Siempre ha estado ligado a la práctica del Budismo, como un acto de compasión y a la vez una forma de meditación y de celebración de la unidad del cuerpo y del espíritu. El masaje tailandés nunca se consideró como un trabajo común. En Tailandia es una práctica espiritual estrechamente relacionada con la enseñanza budista. Hasta hace poco se enseñaba este arte y se daban masajes únicamente en los templos. El hecho de dar un masaje es un acto de "metta", que significa "bondad con amor". El terapeuta empieza con una meditación y realiza todo su trabajo con un espíritu meditativo.

La base teórica de NUAD BO RARN es el concepto de energía que circula por el cuerpo. Al estirar, presionar, manipular el cuerpo se estimula el intercambio de energía entre el ser humano y el universo Se trabaja con ropa cómoda, sin usar aceite, sobre una colchoneta colocada en el piso. Los efectos sanadores abarcan la desaparición de contracturas musculares, la mejoría de la circulación, el alivio de tensiones crónicas o agudas, la posibilidad de revertir síntomas y enfermedades, y un aumento notorio de la energía vital. Emocionalmente y espiritualmente una sesión de NUAD BO-RARN trae un estado de profunda paz interior. Las sesiones de Nuad Bo-rarn empiezan siempre con presiones rítmicas sobre los dos pies, que contribuyen a relajar todo el sistema, induciendo tanto en el terapeuta como en el receptor un estado meditativo de relajación. El trabajo en pies y piernas abarca una parte importante de la sesión y lo que notan los pacientes es la sensación de una ola de energía que va subiendo y aflojando la espalda, armonizando los órganos y llegando hasta la cabeza. Además de las presiones rítmicas alternando una mano y la otra la característica de Nuad Bo-Rarn que le valió el sobrenombre de "yoga para perezosos" son los estiramientos. El terapeuta manipula el cuerpo del paciente, llevándolo sin esfuerzo a adoptar asanas o posturas de yoga, siempre respetando los límites de su flexibilidad.

Hoy en día el masaje sigue siendo muy difundido en Tailandia- a la vez como terapia preventiva, y curativa. Su reputación ya trascendió las fronteras de Tailandia y en Occidente son cada vez más numerosos los que lo buscan. Practicarlo resulta tan gratificante como recibirlo y por esta razón muchos masajistas y trabajadores corporales eligen complementar su formación aprendiendo a darlo. Recibirlo trae beneficios tan claros que los que lo han probado difícilmente renuncian a él.

 


 
 
 
 
 
 



Copyright. TodoFitness.com S.A
2000 Todos los derechos reservados